Luna de miel en España

Castillo del Buen Amor en Salamanca
Castillo del Buen Amor en Salamanca

Si se te antoja viajar a Europa, España es un destino idílico para los enamorados de luna de miel, que pueden alojarse en los mejores hoteles para parejas en España. Esperamos que les guste nuestra selección y, sobre todo, que lo disfrutarán.

Trasladarse a la Edad Media en pareja ya es posible. En la provincia de Salamanca encontramos el Castillo del Buen Amor, un entrañable lugar que data del siglo XV, en el que es posible vivir todo el romanticismo de la época.

Los enamorados que busquen estar cerca de la playa, tienen varias opciones de hoteles en los que sólo se admiten adultos. Por ejemplo el Magnolia, en Salou, un hotel de diseño con confortables habitaciones y música chill out en las terrazas de las piscinas.

Hotel para adultos en Salou
Hotel para adultos en Salou

En las playas de Mallorca se ubican otros dos paradisíacos lugares para compartir con la persona que queremos. Hablamos de Vanity Golf, en Alcudia, y Vanity Suite, en Cala Mesquida. Ambos lugares son tranquilos, modernos y exclusivos para adultos.

Hoteles Vanity para adultos
Hoteles Vanity para adultos

En el Hotel Levante Club & Spa de Benidorm todos los clientes deben ser mayores de 16 años. De este modo, las parejas viven la tranquilidad de un establecimiento equipado con todo tipo de detalles y tratamientos termales, tanto de salud como de belleza.

Hotel Levante Club & Spa
Hotel Levante Club & Spa

También la cadena Iberostar ofrece a sus clientes un hotel para mayores, en este caso de 14 años. Ya contaban con otros en destinos internacionales, pero decidieron abrir uno en la isla de Gran Canaria: el Iberostar Costa Canaria. Sus actividades están encaminadas al ocio de los adultos, así como la música exterior y los tratamientos de su Centro Thai Zen. Además, la cadena hotelera tiene otros similares en Baleares.

Iberostar Costa Canaria para mayores de 14 años
Iberostar Costa Canaria para mayores de 14 años

Unos hoteles especiales perfectos para vivir ese sentimiento del que dicen que mueve el mundo: el amor.